Ribeira Sacra - Ribeira Sacra

Podría definirse Ribeira Sacra como uno de los secretos mejor guardados de la Galicia interior. Integran este destino un conjunto de veintiún ayuntamientos del sur de la provincia de Lugo y el norte de la provincia de Ourense, con el curso fluvial de los ríos Miño, Sil y Cabe como elemento aglutinador.

En el suroeste de la provincia de Lugo, se encuentra una de las zonas más características del Río Miño. Con el paso del tiempo y gracias a la erosión y a los movimientos geológicos, el Río Miño terminó encajándose considerablemente en esta zona. 

Las laderas del Miño se dedican al cultivo de la vid, alternadas en función de su orientación con bosques caducifolios y plantaciones de pinos. Al igual que ocurre en otras zonas de los alrededores, la producción de vino en este lugar ha sido desde siempre de gran importancia. En cada viñedo es bastante posible descubrir pequeñas bodegas construidas en piedra, que guardan los deliciosos vinos que aquí se producen. Cuando el otoño hace presencia, los colores de los bosques y los viñedos consiguen crear un paisaje realmente hermoso. 

Pero no todo lo reseñable de las Riberas del Miño se encuentra sobre el nivel del agua ya que, bajo ellas, existen numerosos pueblos que fueron anegados después de la construcción de los embalses de Belesar y de Os Peares. En algunos casos, los edificios más importantes de estas poblaciones fueron transportados piedra a piedra colina arriba para poder conservarlos.

Es posible conocer casi todos los rincones de este paraje de múltiples maneras, ya sea en coche, caminando o a través de un tranquilo viaje en catamarán para contemplarlo desde dentro.

Sin titulo 1 1 - Ribeira Sacra
Sin titulo 3 - Ribeira Sacra
parallax - Ribeira Sacra

Entre las provincias de Lugo y Ourense, a poco más de doscientos metros de altura, se encuentra el tramo final del río Sil. A sus laterales, y a lo largo de más de treinta y cinco kilómetros se levantan dos paredes que en algunas zonas se elevan hasta casi quinientos metros en vertical sobre sus aguas. Estas laderas guían al río a través de amplias curvas y meandros, que forman algunos de los rincones más mágicos de toda Galicia. 

Si bien después de estas líneas el lugar pueda parecer inhóspito e inexplotado, la realidad es muy distinta. Esta zona ha sido trabajada desde antes de la llegada de los romanos, si bien es cierto que fueron ellos los que comenzaron a desempeñar la ardua labor de trabajar las vides en las laderas del Cañón. Cientos de años después fueron monjes eremitas los que, buscando lugares tranquilos y apartados que invitasen al rezo, se asentaron en estas laderas. Esto llevó más adelante a la fundación de grandes monasterios y también al cultivo de la vid, produciendo vinos de excelentes cualidades. El vino ha sido siempre el principal motor económico de la zona, pero ¿por qué cultivar viñedos en una zona tan escarpada y de difícil acceso? La respuesta la tienen las especiales características de estas laderas, como su gran inclinación, su orientación o el microclima de la zona que forman un lugar idóneo para la producción de un gran vino.

Pero no solo las personas han dado cuenta de las maravillas de este Cañón, sino que también la fauna y la flora ha sabido aprovechar este entorno para su provecho. Robles y castaños encuentran en las zonas más frescas y agrestes de estos valles un lugar idóneo para medrar entre grandes rocas de granito, mientras que especies como los alcornoques o los madroños crecen en zonas más tranquilas y resguardadas. Esta mezcla entre especies atlánticas y mediterráneas en un mismo territorio es una muestra del característico microclima que se forma en este valle. Por otra parte también hay citas de animales como grandes rapaces, exquisitas en la elección de sus hábitats. 

Además, esta orografía abrupta también se ha aprovechado para la producción de energía hidráulica, existiendo a lo largo del Cañón varios embalses que hacen que el agua del Sil descienda tranquila y sea transitable por embarcaciones. De hecho, una de las mejores maneras de conocer el Cañón del Sil es, sin duda, a bordo de alguno de los catamaranes que recorren sus aguas.

Sin titulo 8 - Ribeira Sacra
48588162472 00a9ff0dfe 3k - Ribeira Sacra
Sin titulo 5 - Ribeira Sacra

Este paraje, que continúa siendo tan espectacular como fértil en nuestros días, atrajo a las comunidades monásticas desde comienzos del Cristianismo. Estos grupos buscaban un asentamiento que favoreciera la vida ascética y eremítica. La vida en estos territorios comienza a organizarse alrededor de estos monasterios, con sus derechos sobre las tierras, la organización de los cultivos, principalmente de la uva, y el cobro de impuestos.

Así se inició un importante periodo histórico en el que se instauró la cultura monástica en las orillas escarpadas del Sil y del Miño, cuyas huellas patrimoniales llegaron hasta los nuestros días. Templos de gran belleza como San Paio de Diomondi, Santo Estevo de Atán, San Miguel de Eiré o San Fiz de Cangas son algunos de muchos ejemplos que podrás encontrar en estas tierras.

Sin titulo 4 - Ribeira Sacra
Sin titulo 2 - Ribeira Sacra
RS Sta. Cristina de Ribas de Sil - Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra es una de las D.Os más antiguas de Galicia. Con más de 2.000 años de historia, este espacio natural presume de una riquísima biodiversidad y la mayor concentración de iglesias románicas de toda Europa. Así, la historia de la vid en la zona está estrechamente relacionada con la vida monacal. En efecto, fueron los monjes los que perfeccionaron las técnicas de cultivo en la Ribeira Sacra, sin olvidarse de cuidar el espectacular paisaje en el que trabajaban.

Es sabido que los vinos de la zona han estado y están muy vinculados al Camino de Santiago: tanto al internacionalmente conocido Camino Francés (a través de la subzona Ribeiras de Miño, en los municipios lucenses de Paradela y Portomarín), como al llamado Camino de Invierno, en el que se encuentran las subzonas de Quiroga, Amandi y Chantada. Nos encontramos, de este modo, con cultivos en terrazas a la sobra de los antiguos eremitorios y monasterios que dieron nombre al territorio, en el que los peregrinos tienen el privilegio de caminar por el enlosado de una auténtica vía romana durante varios kilómetros.​

Tras muchos años de esfuerzo, el vino que antaño se exportaba a la mismísima Roma, vio nacer su Denominación Origen: la Ribeira Sacra fue autorizada por una orden da la Consellería de Agricultura, Gandería e Montes de la Xunta de Galicia, del 3 de Septiembre de 1996, nombrándose mediante la orden de la Consellería de Agricultura, Gandería e Montes de la Xunta de Galicia, del 30 de Mayo de 1995 un Consejo Regulador que controla y protege los distintos tipos de vino autorizados y garantiza su calidad, encargándose así mismo de promocionar el producto en el mercado y proteger su nombre.

Sin titulo 7 - Ribeira Sacra
Sin titulo 6 - Ribeira Sacra
Centro do Vino 2 - Ribeira Sacra

Esperamos que os despidáis de la Ribeira Sacra con el espíritu en paz tras haber recorrido sus montes mágicos, donde la naturaleza salvaje y la fe conviven en perfecta armonía. Guiados por las orillas del Miño, o bien navegando por los cañones del Sil, descubriréis rincones inaccesibles por tierra donde se esconden auténticas joyas medievales entre los socalcos que hacen de estos parajes un lugar muy cercano al paraíso.

xacobeo redc positivo original 1 - Ribeira Sacra